El universo sonoro… Una verdad que se traduce en oro